El proceso de Juico Ordinario es un tipo de procedimiento civil que se tramita en el juzgado. Es necesaria la intervención de abogado y procurador para la tramitación del mismo.

Dicho procedimiento está regulado en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

¿Cuándo se tramita un asunto por el Juicio Ordinario?

Cuando el proceso verse sobre cualquiera de las materias siguientes:

1. Las demandas relativas a derechos honoríficos de la persona.

2. Las que pretendan la tutela del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen y cualquier otro derecho fundamental.

3. Las demandas sobre impugnación de acuerdos sociales de entidades mercantiles.

4. Las demandas en materia de competencia desleal, defensa de la competencia, propiedad industrial, propiedad intelectual y publicidad, siempre que no traten exclusivamente sobre reclamaciones de cantidad, en cuyo caso se tramitarán por el procedimiento que les corresponda en función de la cuantía que se reclame.

5. Las demandas sobre condiciones generales de contratación en los casos previstos en la legislación sobre esta materia.

6. Las que traten sobre asuntos relativos a arrendamientos urbanos o rústicos de bienes inmuebles, salvo las reclamaciones de rentas o cantidades debidas por el arrendatario o del desahucio por falta de pago o por extinción del plazo de la relación arrendaticia.

7. Las que ejerciten una acción de retracto (derecho de adquisición preferente) de cualquier tipo.

8. Cuando se trate de acciones relacionadas con las Juntas de Propietarios y la Ley de Propiedad Horizontal, siempre que no versen exclusivamente sobre reclamaciones de cantidad, en cuyo caso se tramitarán por el procedimiento que corresponda.

Se decidirán también en Juicio Ordinario las demandas con una cuantía de más de 6.000 € (salvo las establecidas para el Juicio Verbal) y aquellas demandas cuyo interés económico resulte imposible de calcular, ni siquiera de modo relativo.

¿Qué fases tiene el proceso de Juicio Ordinario?

El proceso puede tener numerosas fases alternativas dependiendo de cada caso pero las más importantes y comunes son las siguientes:

1. Presentación de la demanda en el juzgado.

2. Admisión a trámite de la demanda.

3. Emplazamiento al demandado para que conteste a la demanda en 20 días hábiles.

4. Audiencia Previa al Juicio.

5. Vista Oral.

6. Sentencia.