Prestamos servicios jurídicos de asesoramiento y defensa en cualquier asunto relacionado con la reclamación y el cobro de deudas dinerarias, tanto extrajudicial (reclamación amistosa) como en procesos judiciales.

Las deudas por obligaciones contractuales son aquellas deudas derivadas del incumplimiento de una obligación de pago de un contrato, como por ejemplo el impago de la renta en un arrendamiento o el impago del precio de una compra, etc. Dentro de este tipo de deudas se encuentran las deudas con un banco en virtud de un contrato de prestamo hipotecario, préstamo personal, tarjetas y otros productos financieros más complejos

Las deudas por Contrato de Trabajo, aunque también son deudas contractuales, son las que provienen de una relación laboral, de trabajo, entre empresario y trabajador, como por ejemplo las deudas por impago de la nomina de un trabajador.

Las deudas públicas, son las deudas contraidas con una administración pública por impago de impuestos, sanciones y tasas administrativas, como por ejemplo el impago del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el impago de las cotizaciones de trabajadores de una sociedad mercantil a la Seguridad Social.

Además de las anteriores, existen otras deudas diversas como por ejemplo las contraidas por consecuencia de procesos judiciales de daños y accidentes, o deudas de responsabilidad civil en delitos y procesos penales.

Nuestros abogados tienen gran experiencia en Concurso de Acreedores como abogado defensor del deudor y como abogado del acreedor, así como han sido nombrados judicialmente en diversos procesos concursales como Administradores Concursales.