La pensión de alimentos cubre todo lo que es indispensable para el sustento (comida), habitación (alojamiento), vestido y asistencia médica de los hijos.

Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

También, aunque menos conocido, están incluidos los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo.

Cualquiera de los progenitores puede solicitarla al otro, para procurar los alimentos a los hijos, tanto en los procesos de separación, divorcio o medidas definitivas de mutuo acuerdo como contenciosos, siempre con la intervención de abogado y procurador y conjuntamente con las demás medidas que se pretendan sobre los hijos menores

Para el calculo de la pensión de alimentos se tiene en cuenta:

– Los ingresos y medios de quien los da.

– Las necesidades de quien los recibe.

Su cuantía se reducirá o aumentará proporcionalmente según el aumento o disminución que sufran las necesidades del hijo y la fortuna del que hubiere de pagarla.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha creado unas tablas orientadoras para determinar las pensiones alimenticias de los hijos en los procesos de familia, pero no son vinculantes.

Los alimentos a los hijos no se extinguen por la mayoría de edad, sino que la obligación se extiende hasta que estos alcanzan la “suficiencia” económica, siempre y cuando la necesidad no haya sido creada por la conducta del propio hijo.

Si no se paga la pensión alimenticia puede ejecutarse la sentencia ante el juzgado embargando los bienes y derechos del obligado.

Por otro lado, puede traer responsabilidades penales por un posible delito de abandono de familia, al que dejare de pagar durante 2 meses consecutivos o 4 meses no consecutivos, con la pena de 3 meses a 1 año de prisión o de 6 a 24 meses de multa.

Es aconsejable contar con el asesoramiento de un abogado ya que cada caso es diferente y singular y debe ser estudiado con profundidad y detenimiento.